“Hace tres meses que estoy en MNA y quiero subrayar algunos de los aspectos que me han ayudado más. Lo primero y más sorprendente es la desaparición de la ansiedad. Una serenidad que es básica para normalizar mi relación con la comida y con mi cuerpo. Otra es el cambio de mentalidad que voy incorporando para pasar de una mentalidad de dieta a tomar yo el timón y hacerme responsable de mis elecciones a la hora de comer. Esto me libera y a la vez pone la responsabilidad en su sitio que soy yo misma. Otro aspecto muy positivo es la personalización del proceso a través del coaching para adecuar el ritmo y el cambio a las dificultades y posibilidades de cada persona.

R.G.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish